El Reglamento del Squash

  1. EL JUEGO
  2. EL TANTEO
  3. PUNTUACIÓN
  4. EL SERVICIO
  5. LA JUGADA
  6. EL RESTO
  7. CONTINUIDAD EN EL JUEGO
  8. STROKES
  9. GOLPEAR AL OPONENTE CON LA PELOTA
  10. VARIOS INTENTO DE GOLPEAR LA PELOTA
  11. APELACIONES
  12. INTERFERENCIA
  13. LETS
  14. LA PELOTA
  15. CALENTAMIENTO
  16. LESIONES
  17. CONDUCTA EN LA CANCHA
  18. CONTROL DEL PARTIDO
  19. OBLIGACIONES DEL ANOTADOR
  20. OBLIGACIONES DEL ÁRBITRO

1. EL JUEGO

El juego del Squash se practica entre dos jugadores, cada uno de ellos con una raqueta, golpeando una pelota dentro de una cancha, siempre que los tres elementos cumplan las especificaciones de la Federación Mundial de Squash.

VOLVER

2. El TANTEO

Un partido se compone de juegos, y puede celebrase al mejor de tres o cinco juegos, a opción de los organizadores de la competición. Cada juego es a nueve puntos, por lo que el jugador que con- sigue nueve puntos gana el juego, excepto si se produce un empate a ocho puntos, en cuyo caso el jugador al resto elegirá, antes de que el siguiente servicio se produzca, si se continua ese juego a nueve puntos (conocido como "Una más) o a diez puntos (conocido como "Dos más"), en este último supuesto el jugador que obtenga dos puntos más, gana el juego. El jugador al resto indicará claramente en cada caso su elección al Anotador, al Arbitro ya su oponente.

El Anotador dirá "Una más" o "Dos más" según corresponda, antes de que el juego continúe.

El Anotador dirá "Bola de juego" para indicar que el jugador al servicio precisa un punto para ganar e Juego que se está disputando o "Bola de partido" para indicar que el jugador al servicio precisa un punto para ganar el partido.

VOLVER

3. PUNTUACIÓN

Los puntos sólo puede anotárselos el jugador al servicio. El jugador al servicio, cuando gana un stroke, se anota un punto; el jugador al resto, cuando gana un stroke, sirve en el próximo tanto.

VOLVER

4. EL SERVICIO

4.1 El juego comienza con un servicio y el derecho al servicio inicial se decide por sorteo mediante giro de la raqueta. De ahí en adelante el jugador al servicio continúa sirviendo hasta que pierde un stroke, en cuyo momento su oponente pasa entonces al servicio, y este proceso se continúa a lo largo del partido. Al comienzo del segundo juego y de los juegos sucesivos, el ganador del juego previo tendrá el servicio.

4.2 Al principio de cada juego y de cada turno el jugador al servicio puede elegir hacerlo desde cualquiera de los cuadros de saque, debiendo en adelante alternar el cuadro de saque mientras permanezca al servicio, Sin embargo, si el tanto termina en let, deberá servir de nuevo desde el mismo cuadro de saque.

NOTA a los equipos arbitrales:

Si parece que el jugador al servicio se dispone a servir del cuadro de saque que no corresponde, o los jugadores parecen indecisos sobre cual es el cuadro de saque correcto, el Anotador indicará desde qué cuadro de saque se debe servir. Si el Anotador se equivoca, o existe discrepancia, el Arbitro indicará el sitio correcto.

4.3 Para servir un jugador dejará caer la pelota o la lanzará al aire con la mano o la raqueta antes de golpearla. Si el jugador, después de haber dejado caer o lanzado al aire la pelota, no hace intención de golpearla, podrá repetir nuevamente el movimiento para servir.

4.4 Un servicio es válido cuando el que lo practica no realiza una falta. El jugador al servicio realiza falta y pierde el stroke sí:

4.4.1 Después de dejar caer la pelota o lanzarla al aire para efectuar el servicio, esta toca la pared, el suelo, el techo o cualquier elemento suspendido de las paredes o del techo, antes de ser golpeada. "Falta".

4.4.2 En el momento de golpear la pelota, el jugador no tiene al menos parte de un pie en contacto con el suelo dentro del cuadro de saque, sin tocar con ese pie la línea que delimita el cuadro de saque. (Parte de ese pie puede proyectarse sobre la línea siempre que no esté en contacto con la misma). "Falta de pie".

4.4.3 El jugador hace uno o más intentos de golpear la pelota, fallándolos. "Mala".

4.4.4 La pelota no es golpeada correctamente. "Mala".

4.4.5 La pelota se sirve fuera. "Fuera".

4.4.6 La pelota toca cualquier pared de la cancha antes que el frontis. "Falta".

4.4.7 La pelota toca el suelo o golpea la línea de saque o por debajo de esta. "Falta" si es por encima de la línea inferior y "Baja" si toca el suelo o la línea inferior o por debajo de esta.

4.4.8 El primer bote de la pelota, salvo que sea voleada por el jugador al resto, toca el suelo en la línea de falta o en la línea media o fuera del cuarto de cancha opuesto al cuadro de saque desde el que se ha realizado el servicio. "Falta".

4.5 El jugador al servicio no servirá hasta que el Anotador haya terminado de cantar el tanteo.

NOTA a los equipos arbitrales

El Anotador no retrasará el juego por tener que cantar el tanteo. Sin embargo, si el jugador al servicio sirve, o hace intento de servir, antes de que se haya cantado el resultado, el Árbitro parará el juego y requerirá del jugador al servicio que espere hasta que el tanteo haya sido cantado por completo.

VOLVER

5. LA JUGADA

Después de que se ha realizado un servicio válido, los jugadores devolverán la pelota alternativamente hasta que uno u otro no consiga hacerlo o la pelota, por cualquier razón, deje de estar en juego de acuerdo con el reglamento, o por una apelación de un jugador o debido a una voz del Anotador o del Árbitro.

VOLVER

6. EL RESTO

6.1 Un resto es bueno si la pelota, antes de que haya botado más de una vez en el suelo, es devuelta correctamente por el jugador al frontis por encima de la línea inferior, bien directamente o después de tocar las paredes laterales o la trasera, sin tocar antes el suelo o cualquier parte del cuerpo o ropa de dicho jugador o la raqueta, cuerpo o ropa del oponente y siempre que no se haya lanzado fuera.

6.2 No se considerará bueno un resto si la pelota toca la línea inferior o la chapa antes o después de golpear el frontis y antes de que bote en el suelo, o si la raqueta no está en la mano del jugador en el momento en que golpea la pelota.

VOLVER

7. CONTINUIDAD EN EL JUEGO

Después de que se haya realizado el primer servicio el juego será contínuo, teniendo siempre en cuenta que:

7.1 En cualquier momento el juego puede ser suspendido por el Árbitro, durante el tiempo que este decida, por mala iluminación u otras circunstancias fuera del control de los jugadores. El tanteo permanece.

Si se dispusiera de otra pista, el juego podrá trasladarse a ella si ambos jugadores están de acuerdo o si el Árbitro así lo decide.

En el caso de que el juego no se pueda reanudar en el día, el resultado se mantendrá, salvo que ambos jugadores estén de acuerdo en iniciar de nuevo el partido.

7.2 Se permitirá un intervalo de noventa segundos entre el final del calentamiento y el comienzo del primer juego y también entre dos juegos. Los jugadores pueden abandonar la cancha durante los intervalos pero deben estar preparados para jugar antes de que finalice el intervalo de noventa segundos.

Si ambos jugadores están de acuerdo, el juego podrá empezar o continuarse antes de que termine el intervalo de noventa segundos.

7.3 Siempre que un jugador convenza al Árbitro de que necesita un cambio de equipación, ropa o zapatillas podrá abandonar la cancha, pero deberá realizar el cambio tan rápido como sea posible, y no se le concederán más de noventa segundos para ello. (Ver C.1).

7.4 Cuando falten quince segundos para que finalice un intervalo autorizado de noventa segundos, el Árbitro dará la voz "Quince segundos" para advertir a los jugadores que estén preparados para reanudar el juego. Al final de este intervalo el Arbitro dará la voz "Tiempo". Las llamadas se harán en voz alta.

Es responsabilidad de los jugadores encontrarse donde puedan oír las llamadas de "Quince segundos" y "Tiempo".

NOTA a los Árbitros

A. Si un jugador no está listo para reanudar el juego cuando se da la voz "Tiempo", el Árbitro aplicará lo establecido en la regla 17.

B. Si ninguno de los jugadores está listo para reanudar el juego cuando se da la voz "Tiempo", el Árbitro aplicará lo establecido en la regla 17 a ambos jugadores.

7.5 Un jugador que se encuentre enfermo o indispuesto tiene las siguientes opciones: continuar o reanudar el juego sin demora, ceder el juego que se está disputando, o ceder el partido. Si se cede el juego, el jugador habrá anotado en ese juego los puntos que tuviese en el momento de la interrupción y, al finalizar el intervalo de noventa segundos entre juegos, reanudará el juego o cederá al partido. (Ver C.2).

Sin embargo, no se permitirá la continuación o reanudación del juego si el jugador estuviera sangrando. El jugador abandonará la cancha sin que se requiera en ese momento que ceda el juego que se está disputando. Si el jugador desea reanudar el juego, la enfermedad o indisposición será considerada por el Árbitro como una lesión producida por el propio jugador y se aplicará lo establecido en la regla 16.2.

7.6 En el caso de que un jugador se lesione el Árbitro tendrá en cuenta lo establecido en la regla 16.

7.7 El Árbitro aplicará lo establecido en la regla 17 al jugador que, en opinión del Arbitro, demore el juego sin razón. Pueden ser causas de tal demora: (Ver C.3).

7.7.1 Preparación indebidamente lenta para servir o restar.

7.7.2 Discusión prolongada con el Árbitro.

7.7.3 Retraso en volver a la cancha después de haberla abandonado por las causas indicadas en las reglas 7.2, 7.3 ó 15.1.

7.8 Si durante la disputa de un tanto cae sobre el suelo de la cancha un objeto, que no sea la raqueta de uno de los jugadores, se procederá: (Ver C.4).

7.8.1 El Árbitro parará el juego inmediatamente en cuanto se dé cuenta de la caída del objeto.

7.8.2 El jugador que se dé cuenta de que ha caído un objeto podrá parar el juego y apelar let.

7.8.3 Si el objeto se le cae a un jugador este perderá el stroke, salvo lo establecido en la regla 7.8.5 o que la causa haya sido un choque con el oponente. En este supuesto se concederá un let, excepto si se produjese una apelación por interferencia, en cuyo caso el Árbitro estará a lo previsto en la regla 12.

7.8.4 Si el objeto no se le ha caído a ningún jugador se concederá let, salvo que se aplique la regla 7.8.5.

7.8.5 Si un jugador ya ha dado un claro golpe ganador cuando caiga el objeto sobre el suelo de la cancha, vencerá el stroke.

7.9 Aunque a un jugador se le caiga la raqueta el Árbitro permitirá que el tanto continúe, salvo que sean de aplicación las reglas 12,13.1.1,13.1.3 o 17.

VOLVER

8. STROKES

Un jugador gana un stroke:

8.1 Si la regla 4.4 es aplicable cuando el jugador está al resto.

8.2 Si el oponente no puede hacer una buena devolución de la pelota cuando le corresponde golpear, salvo que se indique let o se conceda stroke al oponente.

8.3 Si la pelota toca al oponente (incluyendo cualquier cosa que vista o porte), sin interferencia, cuando el oponente no es el golpeador, salvo lo establecido en las reglas 9 y 10. Si se produce interferencia se estará a lo provisto en la regla 12. (Ver C.5).

8.4 Si el Árbitro concede stroke a un jugador como consecuencia de la aplicación del reglamento.

VOLVER

9. GOLPEAR AL OPONENTE CON LA PELOTA

Si la pelota, antes de alcanzar el frontis, golpea al oponente del golpeador (incluyendo cualquier cosa que vista o porte), se detendrá el juego y:

9.1 Salvo que se aplique la regla 9.2, el golpeador ganará el stroke si la devolución hubiera sido buena y la pelota hubiera golpeado el frontis, sin tocar antes cualquier otra pared.

9.2 Si hubiese sido una devolución buena, pero el golpeador gira sobre sí mismo en su intento de devolución, o sin girarse, deja que la pelota pase por detrás suyo, es decir, si golpea la pelota por la derecha del cuerpo después de que le haya llegado por la izquierda (o viceversa), se concederá let en todos los casos. (Ver C.6).

NOTA a los Árbitros

Si el golpeador ha girado sobre sí mismo siguiendo la pelota, o si la pelota ha pasado alrededor del golpeador; y este prefiere no jugar la pelota por un razonable temor de golpear al contrario, podrá apelar let. El Árbitro aceptará su petición si, en su opinión, existía una razonable posibilidad de golpear al oponente, y el golpeador hubiese sido capaz de efectuar una buena devolución.

9.3 Si la pelota ha golpeado o hubiera golpeado cualquiera de las paredes laterales o la trasera y la devolución hubiera sido buena será let, salvo que, en opinión del Árbitro, se hubiera evitado una devolución ganadora, en cuyo caso se concederá stroke al golpeador.

NOTA a los Árbitros

Las disposiciones referidas a la concesión de strokes en la regla 19 no se aplican al giro sobre sí mismo, al pase de la pelota rodeando al golpeador, o a varios intentos.

9.4 Si la devolución no hubiese sido buena, el golpeador pierde el stroke.

NOTA a los equipos arbitrales

Cuando la pelota haya golpeado a un jugador como se describe en la regla 9, el Árbitro establecerá la trayectoria prevista de la pelota y actuará en consecuencia.

VOLVER

10. VARIOS INTENTOS DE GOLPEAR LA PELOTA

Si el golpeador intenta golpear la pelota y no lo consigue, puede realizar otros intentos. Si después del intento realizado sin que la pelota haya sido golpeada, esta toca al oponente (incluyendo cualquier cosa que vista o porte) el Arbitro:

10.1 Si el golpeador hubiera podido realizar una buena devolución concederá let.

10.2 Si el golpeador no hubiera podido realizar una buena devolución concederá stroke al oponente.

Si en cualquiera de los intentos posteriores el golpeador consigue una devolución que podría haber sido buena, pero la pelota golpea al oponente (incluyendo cualquier cosa que vista o porte) se concederá let en todas las circunstancias. Si la devolución conseguida en ese intento posterior no hubiese sido buena, el golpeador perderá el stroke.

VOLVER

11. APELACIONES

El perdedor de un tanto puede apelar contra cualquier decisión del Anotador que se refiera a ese tanto.

Una apelación al Árbitro amparada en la regla 11 debe iniciarse con las palabras "Apelo por favor". El juego se parará hasta que el Árbitro haya emitido su decisión.

Si una apelación realizada al amparo de la regla 11 es rechazada, la decisión del Anotador se mantendrá. Si el Árbitro tiene dudas concederá un let, excepto cuando sea de aplicación lo indicado en la NOTA a los Árbitros a continuación de la regla 11.2.1 y NOTAS a los Árbitros C y D a continuación de la regla 11.2.2.

Se comenta a continuación el tratamiento que debe darse a las apelaciones aceptadas o a las intervenciones del Árbitro al amparo de la regla 20.4, en cada caso específico.

NOTA a los Árbitros

Un gesto que intenta indicar algo no es una apelación.

11.1 Apelaciones en el servicio.

11.1.1 Si el Anotador canta "falta", "falta de pie", "mala", "baja" o "fuera" cuando se ha servido, el jugador al servicio puede apelar. Si se acepta la apelación se concederá let.

11.1.2 Si el Anotador se equivoca al no cantar "falta", "falta de pie", "mala", "baja" o "fuera" cuando se ha servido, el jugador al resto puede apelar inmediatamente o al final del tanto, en el caso de que hubiera jugado la pelota o lo hubiera intentado. Si en opinión del Árbitro el servicio no fue bueno parará el juego inmediatamente y concederá stroke al jugador al resto.

11.2 Otras apelaciones

11.2.1 Si el Anotador canta "mala", "baja" o "fuera" a continuación de la devolución de un jugador, ese jugador puede apelar. Si la apelación es aceptada por el Árbitro este concederá let, salvo que:

- La voz del Anotador haya interrumpido una devolución gana - dora, el Arbitro concederá stroke al golpeador.

- La voz del anotador haya interrumpido o impedido una devolución ganadora del oponente, el Arbitro concederá stroke al oponente.

NOTA a los Árbitros

En este último caso, el Árbitro concederá stroke al oponente aun - que no esté seguro de que la voz del Anotador fuese correcta.

11.2.2 Si el Anotador se equivoca al no cantar "mala", "baja" o "fuera" a continuación de la devolución de un jugador, el oponente puede apelar inmediatamente o al final del tanto, en el caso de que hubiera jugado la pelota o lo hubiera intentado. Si en opinión del Árbitro la devolución no fue buena, parará el juego inmediatamente y concederá stroke al oponente.

NOTAS a los Árbitros

A. No se puede apelar después de un servicio por algo que haya ocurrido antes de ese servicio, excepto lo dispuesto en la regla 14.3.

B. Cuando el perdedor de un tanto realiza más de una apelación relacionadas con ese tanto, el Árbitro considerará cada una de ellas. (El tanto puede haber sido ganado por cualquiera de los métodos descritos en la regla 8, Strokes).

C. Si el Anotador canta "falta de pie"; "falta"; "mala", "baja" o "fuera" en relación con un servicio y se apela, pero seguidamente ese servicio es claramente falta, mala, baja o fuera el Árbitro solamente se referirá a lo último ocurrido.

D. Si el Anotador canta "mala'; "baja" o "fuera" en relación con una devolución y se apela, pero seguidamente esa devolución es claramente baja o fuera, el Arbitro solamente se referirá a lo último ocurrido.

VOLVER

12. INTERFERENCIA

12.1 Cuando a un jugador le corresponde jugar la pelota tiene derecho a hacerlo sin que el oponente le interfiera.

12.2 Para evitar interferencias el oponente hará todos los esfuerzos para facilitar al jugador:

12.2.1 Acceso directo a la pelota sin obstrucción.

12.2.2 Clara visión de la pelota.

12.2.3 Libertad para golpear la pelota.

12.2.4 Libertad para jugar la pelota directamente a cualquier parte del frontis.

12.3 La interferencia se produce si el oponente no cumple con cualquiera de los requisitos de la regla 12.2, con independencia de que el oponente hiciera o no todos los esfuerzos posibles para ello.

NOTAS a los Árbitros

A. En 12.2.1 El oponente debe desplazarse para permitir al jugador un acceso directo a la pelota tan pronto como el oponente haya completado su devolución, es decir, a la terminación de un movimiento razonable de la raqueta después del golpe.

El jugador también deberá hacer todos los esfuerzos por alcanzar la pelota. (Ver C.7)

B. En 12.2.2 Clara visión de la pelota se refiere únicamente a su rebote sobre el frontis.

C. En 12.2.3 Libertad para golpear la pelota requiere que el oponente permita que el jugador pueda realizar un arco en el movimiento de la raqueta que incluya un "inicio razonable del golpe"; el golpeo de la pelota, y un "final razonable del golpe" (Ver C.8).

Una interferencia causada por un inicio del golpe excesivo de un jugador no justifica que se le conceda un stroke a ese jugador.

Un jugador que efectúe un final del golpe excesivo puede causar interferencia a su oponente cuando este último deba jugar la pelota.

12.4 Un jugador que se encuentre ante una posible interferencia tiene la opción de continuar el juego o pararse y apelar al Árbitro.

12.4.1 La forma correcta de apelar, tanto si el jugador desea un let como un stroke, es con las palabras "Let por favor". (Ver C.9).

12.4.2 Una apelación sólo puede ser realizada por el jugador que en ese momento va a jugar la pelota. Cuando se produce una interferencia la apelación debe ser hecha inmediatamente, o sin indebida demora, en el caso de que el jugador claramente haya dejado de jugar desde que la interferencia se produjo. (Ver C.10).

12.5 El Árbitro decidirá sobre la apelación y anunciará su decisión con las voces "No let", "Si let" o "Stroke para... (nombre del jugador que corresponda)". La única opinión a considerar en el análisis de la situación es la del Árbitro, cuya decisión será definitiva.

12.6 El Árbitro no concederá let y el jugador habrá perdido el tanto Sí:

12.6.1 No ha existido interferencia.

12.6.2 Ha existido interferencia, pero el jugador no habría podido efectuar una buena devolución o no ha hecho todos los esfuerzos posibles para alcanzar la pelota.

12.6.3 El jugador ha aceptado claramente la interferencia y ha continuado jugando, efectuando una mala devolución.

12.6.4 El jugador ha creado la interferencia en su desplazamiento hacia la pelota. (Ver C.11).

12.7 El Árbitro concederá let si se ha producido una interferencia y el oponente ha hecho todos los esfuerzos posibles por evitarla, siempre que el jugador hubiera podido hacer una buena devolución.

12.8 El Árbitro concederá stroke a un jugador sí:

12.8.1 Ha existido interferencia, sin que el oponente haya realizado todos los esfuerzos posibles para evitarla, y el jugador podría haber efectuado una buena devolución.

12.8.2 Ha existido interferencia, aunque el oponente ha efectuado todos los esfuerzos posibles para evitarla, y el jugador podría haber efectuado una devolución ganadora.

12.8.3 El jugador ha renunciado a jugar la pelota cuando, si lo hubiera hecho, habría sin duda golpeado al oponente en su trayectoria hacia el frontis, o hacia una pared lateral si en este último caso hubiera resultado una devolución ganadora (salvo que sea de aplicación lo establecido sobre giro sobre sí mismo, pelota alrededor del jugador o varios intentos de golpeo).

12.9 El Árbitro tiene la potestad de conceder un let al amparo de la regla 12.7 o un stroke al ampara de la regla 12.8 aunque no se haya producido una apelación, incluso parando el juego si fuese necesario.

12.10 Lo previsto en la regla 17. Conducta en la cancha, puede aplicarse en situaciones de interferencia. El Arbitro, parando el juego si no lo está, aplicará la penalidad apropiada sí:

12.10.1 El jugador ha efectuado un contacto físico innecesario con el oponente o viceversa. (Ve C.12).

12.10.2 El jugador ha puesto en peligro al oponente con un movimiento de la raqueta excesivo.

VOLVER

13. LETS

Además de los lets que se conceden al amparo de otras reglas, existen otros que pueden o deben ser concedidos en ciertos casos. Cualquier petición de let debe de estar precedida por las palabras "Let por favor".

13.1 Un let puede concederse:

13.1.1 Si la pelota en juego toca un objeto que repose en el suelo.

NOTA a los Árbitros

El Árbitro se asegurará de que no hay objetos sobre el suelo o dentro de la cancha.

13.1.2 Si el golpeador renuncia a jugar la pelota debido a un temor razonable de lesionar al oponente. (Ver C.13).

NOTA a los Árbitros

Se incluye en el punto anterior el caso en que el golpeador desea jugar la pelota contra la pared posterior.

13.1.3 Si, en opinión del Árbitro, alguno de los jugadores es distraído por un suceso ocurrido en o fuera de la cancha.

13.1.4 Si, en opinión del Árbitro, un cambio en las condiciones de la cancha ha afectado el resultado del tanto.

13.2 Un let se concederá:

13.2.1 Si el jugador al resto no está preparado y no hace intención de devolver el servicio.

13.2.2 Si la pelota se rompe durante el juego.

13.2.3 Si se produce una apelación y el Árbitro no sabe qué decisión tomar.

13.2.4 Si se ha efectuado una devolución buena pero la pelota se queda enganchada en cualquier parte de la superficie de juego de la cancha impidiéndole botar más de una vez, o la pelota sale de la cancha en su primer bote.

13.3 Si el golpeador apela let al amparo de la regla 13.1 (1 a 4), es necesario, para que pueda concederse, que el golpeador fuese capaz de hacer una buena devolución. Para un no golpeador que apela basándose en las reglas 13.1.1, 13.1.3 y 13.1.4 no es necesario este requisito.

13.4 Si el golpeador intenta jugar la pelota no se concederá let bajo las reglas 13.1.2 y 13.2.1, pero sí puede concederse al amparo de las reglas 13.1.1, 13.1.3, 13.1.4, 13.2.2, 13.2.3 y 13.2.4.

13.5 Los requisitos de apelación bajo la regla 13, son:

13.5.1 Que se produzca la apelación de un jugador para poder conceder let bajo las reglas 13.1.2 (golpeadores únicamente), 13.1.3, 13.2.1 (golpeadores únicamente) y 13.2.3.

13.5.2 Que un jugador apele o la intervención directa del Árbitro sin necesidad de apelación, en las reglas 13.1.1, 13.1.4, 13.2.2 y 13.2.4.

VOLVER

14. LA PELOTA

14.1 En cualquier momento, siempre que no esté en juego, la pelota puede ser sustituida por otra si ambos jugadores están de acuerdo. Si la solicitud es de un sólo jugador el Arbitro decidirá.

NOTA a los Árbitros

En cualquier momento, siempre que la pelota no esté en juego, los jugadores o el Arbitro pueden examinarla para comprobar su estado.

14.2 Si la pelota se rompe durante el juego, se sustituirá rápidamente por otra.

NOTA a los Árbitros

El Arbitro decidirá si la pelota está rota.

14.3 Si la pelota se ha roto durante el juego, pero no se ha apreciado, se concederá let para el tanto en que se rompió, si el jugador al servicio apela antes de servir nuevamente o si el jugador al resto apela antes de intentar responder ese servicio.

NOTA a los Árbitros

Si el jugador al resto apela antes de intentar responder el servicio ) y en opinión del Árbitro, la pelota se rompió durante ese servicio. el Árbitro concederá let para ese tanto únicamente, pero si no está seguro concederá let para el tanto anterior. (Ver C.14).

14.4 Lo indicado en la regla 14.3 no será de aplicación en el último tanto del juego. En este caso se debe apelar en cuanto se termine el tanto.

14.5 Si un jugador detiene el juego durante un tanto alegando que la pelota está rota y se comprueba a continuación que no lo está, dicho jugador perderá el stroke.

14.6 La pelota se quedará en la cancha entre los juegos salvo que el Árbitro haya permitido sacarla.

VOLVER

15. CALENTAMIENTO

15.1 Inmediatamente antes del inicio del partido se permitirá a los dos jugadores conjuntamente que ocupen la cancha durante cinco minutos, con el propósito de calentar la pelota que se va a utilizar en el partido.

Después de dos minutos y medio de calentamiento, el Árbitro dará la voz "Medio tiempo" y comprobará que los jugadores cambian de lado al menos que mutuamente acuerden lo contrario. El Árbitro notificará la finalización del período de calentamiento con la voz "Tiempo".

15.2 Cuando una pelota ha sido sustituida aplicando la Regla 14 o cuando el partido se reanuda después de una larga interrupción, el Árbitro permitirá que se caliente la pelota hasta que esté en buenas condiciones para el juego. El juego se iniciará nuevamente cuando el Árbitro indique, o por mutuo acuerdo de los jugadores, lo que antes ocurra.

NOTA a los Árbitros

El Árbitro se asegurará que ambos jugadores calientan la pelota lealmente (Reglas 15.1 y 15.2). Un calentamiento injusto será resuelto de acuerdo con lo previsto en la Regla 17.

15.3 Cualquier jugador puede calentar la pelota entre el período de calentamiento de cinco minutos y el inicio del juego, entre dos juegos y cuando el oponente esté cambiando la equipación.

VOLVER

16. LESIONES

16.1 Si se produce la lesión de un jugador, el Árbitro deberá determinar su inclusión en una de las siguientes categorías:

16.1.1 Autoproducidas: Cuando el oponente no tiene relación alguna con la lesión salvo lo indicado en la Nota C.

16.1.2 Accidentales: Cuando accidentalmente el oponente causó o contribuyó a que la lesión se produjera.

16.1.3 Causadas por el oponente: Cuando la lesión ha sido causada por el juego peligroso del oponente, o por una acción deliberada o peligrosa.

NOTAS a los Árbitros

A. En todas las situaciones de lesión, el Árbitro debe determinar si la misma es auténtica.

B. Si se ha determinado que la lesión existe, el Árbitro notificará a ambos jugadores la categoría de la misma, y lo que establecen las reglas que se refieren a este punto.

C. En la Regla 16.1.2, el Árbitro no debe interpretar que las palabras "causó accidentalmente" o "contribuyó accidentalmente" incluyen la situación en la que la lesión fue originada por la situación innecesariamente cercana al oponente del jugador lesionado.

16.2 Por una lesión autoproducida (Regla 16.1.1.) el Arbitro concederá tres minutos al jugador lesionado para recuperarse de la lesión. (Ver C.15).

Este intervalo de tiempo puede ser ampliado a discreción del Árbitro, sólo en el caso de que la herida sangre visiblemente. El Árbitro dará la voz '"Tiempo" al final del periodo de tres minutos y al final de cualquier periodo adicional permitido. Si el jugador lesionado no vuelve a la cancha cuando se dé la voz "Tiempo" el Árbitro concederá el partido al oponente.

Si el jugador lesionado necesitase para recuperarse un período de tiempo superior al tiempo total permitido por el Árbitro, este requerirá al jugador lesionado que reanude el partido y, si no lo hace concederá el juego al oponente, disponiendo de un intervalo adicional de tiempo entre juegos. Al finalizar éste, o reanuda el juego o concederá el partido al oponente.

16.3 Para una lesión accidental (Regla 16.1.2) el Árbitro concederá una hora al jugador lesionado para que se recupere, o todo el tiempo adicional que permita el horario de la competición.

El jugador lesionado debe reanudar el juego al final de ese período de tiempo o ceder el partido. Si el juego se reanuda se mantendrá el resultado existente a la terminación del punto donde se produjo la lesión, salvo si el juego se reanuda otro día y ambos jugadores están de acuerdo en iniciar nuevamente el partido.

16.4 Si la lesión ha sido causada por el oponente (Regla 16.1.3), el Arbitro aplicará la penalidad apropiada de acuerdo con la Regla 17 si el jugador lesionado pide tiempo para recuperarse y continuar el juego, en otro caso el Árbitro concederá el partido a este último.

16.5 Con independencia de la categoría de la lesión, enfermedad o indisposición, un jugador no podrá reanudar el juego mientras una herida sangrante permanezca descubierta, o se perciba el flujo de sangre en una herida cubierta o en cualquier parte del cuerpo de un jugador, o con la ropa manchada de sangre.

16.6 Un jugador lesionado, al que se le ha concedido un período de tiempo para recuperarse, puede reanudar el partido antes de que el período de tiempo finalice, siempre que el oponente esté preparado.

16.7 Si un jugador reanuda el juego, después de haber tratado una hemorragia resultante de una lesión accidental y la herida sangra nuevamente, el Árbitro considerará esta situación incluida en la categoría de lesiones autoproducidas, y aplicará lo previsto en la Regla 16.2.

16.8 Si un jugador reanuda el juego, después de haber tratado una hemorragia resultante de una lesión autoproducida y la herida sangra nuevamente, el Árbitro solicitará del jugador lesionado que ceda el partido o que ceda un juego, a cepte el intervalo de tiempo disponible entre juegos, y reanude después el partido o lo ceda definitivamente.

16.9 Si un jugador alega lesión y el Árbitro no cree que se haya producido tal lesión, requerirá al jugador que reanude el partido; o que ceda un juego, acepte el intervalo de tiempo disponible entre juegos, y reanude después el partido o lo ceda definitivamente.

VOLVER

17. CONDUCTA EN LA CANCHA

Si el Árbitro considera que el comportamiento de un jugador en la cancha puede ser intimidativo u ofensivo hacia el oponente, equipo arbitral o espectadores, o puede en cualquier forma desacreditar el juego, le aplicará una penalización.

Las ofensas de las que se ocupa esta regla incluyen obscenidades audibles o visibles, abusos verbales o físicos, disensión con el Anotador o el Árbitro, abuso de raqueta, pelota o cancha, o directrices o consejos del entrenador fuera de los tiempos de intervalo entre juegos. Otras ofensas incluyen contacto físico innecesario y movimiento excesivo de raqueta (Regla 12.10), calentamiento de la pelota desleal (Regla 15.2 Nota a los Árbitros), retraso en la llegada a la cancha (Regla 7.4 Notas a los Árbitros A y B), juego o acción peligrosa (Regla 16.1.3) y pérdida de tiempo (Regla 7.7). (Ver C.16).

Para estas y cualquier otra ofensa que, en opinión del Árbitro, justifique la aplicación de esta regla, se podrá aplicar una de las siguientes penalidades: (Ver C.17).

  • Amonestación del Árbitro (llamada Amonestación por Conducta).
  • Stroke concedido al oponente (llamada stroke por Conducta).
  • Juego concedido al oponente (llamada Juego por Conducta).
  • Partido concedido al oponente (llamada Partido por Conducta).

NOTAS a los Árbitros

A. Si el Árbitro detiene el juego para dar una Amonestación se concederá let.

B. Si el Árbitro detiene un tanto para dar un stroke por conducta se considerará que este stroke es el resultado final del tanto. Si el Árbitro da un stroke por conducta a la conclusión de un tanto, el resultado de este se mantiene y se añade al resultado el stroke por conducta sin cambiar el cuadro de saque.

El Stroke por conducta concedido después del final de un juego será tenido en cuenta en el juego siguiente.

C. Si el Árbitro da un juego por conducta, ese juego será el que se esté disputando o, si no se está disputando ninguno, el siguiente, en cuyo caso se suprimirá el intervalo de tiempo entre juegos. El jugador ofensor retendrá los puntos que se hubiese anotado en el juego de sanción.

VOLVER

18. CONTROL DEL PARTIDO

Normalmente un partido lo controla un Árbitro con la asistencia de un Anotador. Se puede designar una sola persona para desarrollar las dos funciones. Después de tomar una decisión el Árbitro se la voceará a los jugadores y el Anotador la repetirá con el resultado subsiguiente.

La posición correcta para poder arbitrar y anotar un partido de squash sería la situada en el centro de la pared trasera, tan cerca de ella como sea físicamente posible, por encima de la línea de fuera de la pared trasera, y preferiblemente sentado.

NOTAS al equipo arbitral

A. En un partido, es deseable que la labor del Anotador y la del Arbitro sean desarrolladas por personas distintas. (Ver C.18).

B. Los jugadores no están autorizados para cambiar el Anotador o el Árbitro con su solicitud. El Juez Árbitro del Torneo es el único que tiene derecho a sustituir al Anotador o al Árbitro antes o después del comienzo del partido.

VOLVER

19. OBLIGACIONES DE ANOTADOR

19.1 El Anotador voceará el resultado, mencionando en primer lugar los puntos del jugador al servicio. El anotador cantará "Falta", "Falta de pie", "Mala", "Baja", "Fuera", "Cambio de saque" y "Stop" cuando corresponda, y repetirá las decisiones del Arbitro.

19.2 Si el Anotador da una voz el juego se detendrá. (Ver C.19).

NOTA a los Anotadores

Si el Anotador no ha podido ver la jugada o tiene dudas sobre la misma, no dará voz alguna.

19.3 Si el Anotador no vió bien una jugada o tiene dudas sobre la misma, se lo comunicará a los jugadores y al Árbitro al finalizar el tanto para que este último tome la oportuna decisión; si el Árbitro también duda concederá let.

NOTA a los Anotadores

Los Anotadores deben usar las voces autorizadas, incluso cuando el tanto ha terminado (Apéndice 2.2). (Ver C.20).

VOLVER

20. OBLIGACIONES DEL ÁRBITRO

20.1 El Árbitro concederá o rechazará apelaciones de lets, concederá strokes, tomará las decisiones que corresponda de acuerdo con el reglamento, incluyendo todos los casos en que el oponente al golpeador sea golpeado por la pelota, y por lesiones; y decidirá sobre todas las apelaciones incluso las que se realicen contra las voces del Anotador o la falta de ellas. La decisión del Árbitro será definitiva. (Ver C.21).

20.2 El Árbitro controlará:

20.2.1 Aquello que uno de los jugadores solicite, incluyendo reclamaciones contra cualquier especificación (Ver C.22).

20.2.2 Que el contenido de todas las reglas importantes se cumplen correctamente.

20.3 El Árbitro no intervendrá en el voceo del resultado por el Anotador a menos que, en su opinión, se haya dado equivocado, en CUyo caso solicitará del Anotador que lo repita correctamente.

NOTA al equipo arbitral

Se requiere de ambos, Anotador y Árbitro, que controlen el tanteo del partido por escrito.

20.4 El Árbitro no intervendrá en las voces sobre el juego que dé el Anotador a menos que, en su opinión, el Anotador haya cometido un error al detener el juego o permitiendo que continúe, en cuyo caso el Arbitro actuará en consecuencia.

20.5 Es responsabilidad del Árbitro asegurarse de que todas las normas relativas a los controles de tiempo son estrictamente cumplidas.

20.6 Es responsabilidad del Árbitro asegurarse de que las condiciones de la cancha son satisfactorias para poder jugar.

20.7 El Árbitro puede conceder el partido a un jugador cuyo oponente no está presente en la cancha, preparado para jugar, dentro de los diez minutos siguientes al de la hora anunciada para comenzar el mismo.

VOLVER